Trujillo Peru South Mission

Trujillo Peru South Mission

domingo, 13 de diciembre de 2015

Historia de fe y éxito


(Bellamar-Chimbote Sur)

Por medio de la presente, se le llama a prestar servicio como misionero de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Se le ha asignado a trabajar en la Misión Chile Santiago Sur.
El 25 de Octubre de 2015 Hans oficialmente recibió su llamamiento misional, después de solamente unos cuantos meses de haberse reactivado en la iglesia. Él se había bautizado cuando era un jovencito pero se alejó de la iglesia por sus estudios.
Unos Elderes habían recibido la referencia de visitar a él y a su familia que también se encontraban menos activos. Los Elderes encontraron la forma de empezar a visitarles al invitarles a las puertas abiertas del Templo de Trujillo en los fines de Mayo. Hans asistió con su familia y también con su pareja, Ana Sánchez.
 El espíritu del templo penetró sus corazones, de modo que Hans y Ana asistieron a la iglesia el día siguiente. Con mucha ayuda de los miembros de la JAS, Hans y Ana recibieron mucho hermanamiento y no perdieron ningún domingo en la capilla, y poniendo de su parte, Ana se bautizó en 3 cortas semanas y Hans se rescató la semana siguiente.
De allí su progreso no se ha detenido y en sí ha sido milagroso. Desde el bautismo de Ana, ellos animaron al resto de la familia de Hans a empezar a asistir a la iglesia nuevamente.
Su mamá y hermana volvieron y su sobrina se bautizó. Y después de un ayuno en conjunto con los Elderes, aun el papá asistió a la iglesia y siguen fortaleciéndolo para que venga también. Aun fueron al templo de Trujillo e hicieron la obra vicaria por sus antepasados que nunca conocieron el evangelio.
Desde su reactivación, Hans puso de su parte para compartir el evangelio y las grandes bendiciones que él había recibido al volver a la iglesia. Fue llamado como asistente al líder misional. Cuando el líder misional se fue a estudiar a Lima, Hans se preparó y recibió el sacerdocio de Melquisedec y fue llamado para ser el nuevo líder misional.
El obispo y otros miembros del consejo de barrio lo cuidaban y siempre estaban pendientes de las necesidades de Hans y su familia. Él recibía entrevistas cuando las necesitaba y todo el barrio lo animaba para la misión.
Hace poco, se cumplió esa meta que él mismo se puso, y está preparándose con ahínco para servir al Señor como misionero de tiempo completo en el país de Chile. Se puede ver la mano del Señor en su progreso, y el poder del evangelio seguirá siendo evidente en la vida de él y la de su familia también.

By:Elder Fankhauser y Elder Ashby 



No hay comentarios:

Publicar un comentario